Besos y caricias; considerando límites prudentes

73Besos y caricias: considerando límites prudentes

“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor”.  2 Tim. 2:22

Dr. Marco A. Huerta

El amor es una de las virtudes más bellas que el ser humano puede experimentar. El regocijo de amar, estimula las más nobles y ocurrentes determinaciones. El amor ilusiona y llena el alma de creatividad pura, donde todo resulta perfecto y bello. La persona que se siente enamorada(o), tiene la idealización en su más alto deleite imaginario y la premura de la cercanía física siempre insistente, en la frágil zona de la impaciencia.

Es en este nivel de premura, donde los límites prudenciales deben ser sabiamente considerados, especialmente en aquellos que han decidido mantener firme su decisión de guardarse para el matrimonio. Debemos recordar que el romance sin límite alguno, puede debilitar las fronteras de lo conveniente. El amor es bello y necesita ser vivido con sabiduría, ya que no sólo son sentimientos, tambien son principio y fuerza.

Los límites prudentes deben estar presentes, en la vida de aquellos que entran con ilusión a la vivencia de noviazgo. Deben estar muy presentes, ya que la cúspide virtuosa del amor es la belleza y el deleite de la entrega. Los seres que se aman, buscarán entregarse completamente el uno al otro. Este acto es válido, una vez que ha sido bendecido, ya que consolida perfectamente el lazo exclusivo con el ser amado. Sin duda, que el mejor escenario que pueda darle un sentido puro y bendecido a la entrega sexual, es el estado del matrimonio.

La falacia del mercado, con sus tergiversaciones, muestra el sexo como una necesidad coital, donde no se trata de amor sino de instinto. Lamentablemente, esta es mayormente la idea que prima en nuestro derredor. Sin duda, que el mercadeo de ideas hace que la premura y frenesí, debilite toda sensatez y paciencia. El mercadeo de lo sexual violenta las virtud de la virginidad.

La sensualidad en los besos y caricias son parte de la expresividad del amor y dentro del estado matrimonial, uno de los caminos para la intimidad sexual. Por lo tanto, si dos jóvenes deciden guardar su virginidad para el estado matrimonial, deben considerar evitar conscientemente el acercamiento sensual.

Los besos y caricias sin restricciones y con irresponsable sensualidad, perturban la razón y pueden terminar en el acto íntimo sexual. El desenfreno pasional vence la voluntad. La mente entra en el mundo de la imaginación, cuando los abrazos y besos llenos de erotismo seden a la impaciencia. Toda intencionalidad de mantenerse vírgenes se debilita ante el deseo y frenesí sexual.

La sensualidad es el deleite válido del amor, que ha sido bendecido para vivir en el estado matrimonial. Los besos y caricias preparan los cuerpos para sentir la necesidad pura de entregarse sexualmente al cónyuge. Es la bella cúspide física que consume la unión matrimonial.

No estoy diciendo que el beso en si sea malo. En realidad, el beso y las acciones de cariño espontáneas, delicadas y siempre respetuosas, engalanan la experiencia de noviazgo. Pero si existe, el deseo de llegar virgen al matrimonio, se debe procurar que en dichas experiencias de acercamiento afectuoso, estés siempre consciente de los límites prudentes. Procurar límites, te ayuda a tener posibilidades de controlar y ser paciente en el frenesí. Debes entender que el deseo sexual es automático, cuando se provee las condiciones de estímulo. Una vez excitado, frecuentemente los actos seguidos son sin control.

Ten un adecuado entendimiento del sexo. Fue creado para nuestra felicidad y deleite y como mecanismo de reproducción. Si decides que el sexo sea una experiencia reservada para el matrimonio, entonces considera que esta decisión no es simplemente un asunto de declarar tal intencionalidad. Esto es un asunto de mayordomía cotidiana de la conducta.

Algunos breves consejos si tu decisión es guardarte para el estado matrimonial:

  1. No transite por la vereda de la mentira: la experiencia de noviazgo debe ser una experiencia fundada en la verdad y la honestidad. Si no están casados, entonces no actúen como tal y si no piensan casarse, no actúen como si estuvieran pensando en hacerlo. El noviazgo es una relación interpersonal, que debe ser fundada en la paciencia, responsabilidad y la verdad.
  2. Ten en alta estima los límites: el amor no exige libertades con el cuerpo del otro. Incluso los que estamos casados, no podemos llevar el cuerpo del ser amado a experiencias incomodas y anti-naturales. En el noviazgo, es ingenuo aceptar que el sexo es la mayor prueba de amor, al contrario, es la mayor prueba de una voluntad vencida y en algunos casos, la mayor prueba del egoísmo.
  3. No violentes la voluntad ni los límites de la otra persona: el respeto a los principios del otro, es una ayuda para fortalecer tus propios límites. Protege la voluntad de la otra persona por mantenerse en la voluntad de Dios. No le hagas sentir experiencias, que puedan llevar a él o ella, ha debilitar y romper sus propias convicciones.
  4. Piensa siempre en honrar a Dios y a tu familia: guarda tu mente y cuerpo de las pasiones físicas. Recuerda que tu cuerpo son miembros de Cristo (I Corintios 6:15).
  5. Cultiva buenos hábitos: No actúen como si fueran un matrimonio, porque no lo son. Dedíquense a cultivar buenos hábitos como la lectura, el servicio al prójimo, la comunicación inteligente o ser parte de actividades sociales e incluso deportivas.
  6. Momentos adecuados: no sólo debes cuidarte del frenesí que produce los actos sensuales, sino de los ambientes y lugares que propician un momento idóneo para el erotismo. Desarrollen un noviazgo más público que privado. No es necesario buscar siempre estar a solas para tener conversaciones tranquilas y de confianza.
  7. Construye una verdadera razón para decir no: agradar a Cristo es una gran razón por la que deberías decir no al acto íntimo. Pero también existe otras razones que estimularían la fortaleza; una carrera en mente, ser una figura deportiva o luchar por logros empresariales, podrían ser suficientes propósitos para reforzar la certeza de decir no.

Por otro lado, nos encontramos con muchos jóvenes que han tenido una experiencia sexual; que la buscaron o que cedieron a ella por la premura del momento o por la insistencia y el estímulo de alguien que no consideró su deseo por mantener su virginidad. A esos jóvenes permítame una líneas de solidaridad, amor y esperanza.

  1. Encuentra paz en el amor de Dios: La Biblia dice que Dios nos ama con amor eterno. Esto significa que nada altera, limita o afecta su amor para con nosotros (Jeremías 31:3). Si hemos fallado, Dios está dispuesto a acercarnos a su gracia siempre perdonadora y siempre dignificadora.
  2. Encuentra esperanza en el hecho de saber que El te conoce: Dios sabe de ti, mucho más de lo que tu pudieras saber de ti mismo(a) (Salmos 139:1). Nada le es oculto al Señor. El conoce nuestro infortunio, pero también el deseo sincero de volver a levantarnos.
  3. Encuentra dignidad en su perdón: el perdón de Dios siempre es remisión y reivindicación. El nos perdona para que disfrutemos las dulces consecuencias de su misericordia. Dios perdona y nos posiciona nuevamente en su voluntad. Su bien perdonador hace que nuevas oportunidades, dignidad y favores se dejen ver en el horizonte de su gracia, aún habiendo fallado.
  4. Encuentra felicidad en su gracia: Eres su hijo(a), por lo tanto, Dios siempre tendrá planes de bien para nosotros. La perdida de la virginidad o enfrentar un embarazo no planeado, al principio trae congoja pero una vez que interviene el perdón y el amor de Dios, descubrimos que su bella bondad nunca se alejó, ni se alejará (Jeremías 29:11).

88x31This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License

Marco A. Huerta. Hay autorización para usar este documento o citar partes de interés en cualquier formato. Se pide mencionar siempre al autor y la fuente. No alterar el contenido. Cualquier otro uso consulte a marcohuertav@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s